jueves, 20 de agosto de 2009

Un inesperado y fatídico game over...









(Fotos: 1, 2, 3. Mis amigos y mi familia se ríen de la desgracia. 4. A mí no me hizo tanta gracia).

En la calle del Barco han abierto local en el que venden pizzas cuadradas. Vas ahí y pides una porción de pizza que se recorta del bloque nodriza con unas tijeras. Después lo pesan y, como la cantidad de masa es azarosa, te cobran una cantidad que tiene muchas cifras centesimales, así que te dan esos malditos céntimos microscópicos que se te pierden para siempre en las profundidades de los bolsillos. Y estos huecos que tienen los pantalones son como las cordilleras submarinas; atrapan entre sus pliegues a los galeones del siglo XVI o las cajas negras de algunos fatídicos aviones que se aventuraron a cruzar el océano Atlántico.

He pasado muchos años deambulando por estas calles de Malasaña, en Madrid, y me resultan muy familiares y quizá es el lugar adecuado para recibir noticias terribles, puesto que, para mí, todo proyecto vital suele aparecer en el entorno de estas calles y suele también morir aquí, a veces incluso años después de haber sido inventado. Así ocurrió con los energéticos Staygold Ponyboy y con mi última banda de música: los increíbles Campamento Ñec Ñec. Ambas comenzaron una noches de desvarío sobre los adoquines de este barrio y tiempo después vinieron a extinguirse sobre los mismos adoquines o, mejor dicho, a tres metros bajo el nivel del suelo, enterrados en el Freeway.

Ahora atravieso las calles y las plazas con la mirada aún desenfocada, como el que viene de un viaje intergaláctico y tiene dilatadas las pupilas por la acumulación de soles en la retina. He vuelto temporalmente de un largo viaje que me ha retenido más de un año en tierras de Abisinia. He tratado de reflejar a través de dos documentales la asombrosa historia del atletismo etíope.

Es Agosto y es Madrid. María, Guille y José están conmigo. Un día, José, regresaré de África y volveremos a hacer un grupo de punk. Un día, María, regresaré de África y tendremos una casa donde imaginaremos miles de futuros. Un día, Guille, regresaré de África y rodaremos otra película, y tú serás el protagonista.

Entonces pedimos unas pizzas cuadradas y suena mi móvil. En la pantalla parpadea un prefijo alemán.

- Miguel, ¿estás sentado o de pie?

Reconozco la voz de ultratumba de El Nota. (A decir verdad, Daniel Taye Workou es una versión semi – negra del Gran Lebowski, The Dude, El Nota…)

- Miguel, ¿estás sentado o de pie?

Daniel Taye Workou es un tío alto, bonachón. No sé para qué usa gafas porque su mirada siempre despega por encima de ellas. Es también un tipo oscuro, fan de Bob Marley y con un sentido del humor que coincide bastante con el color de su piel.

- Miguel, ¿estás sentado o de pie?

Daniel Taye Workou voló a Frankfurt a principios de Agosto en un avión de Ethiopian Airlines. Con él viajaba una bolsa que contenía: un ordenador portátil marca Macintosh, las 25 horas de grabación de nuestro documental sobre atletismo etíope en cintas HDV, unos panfletos en color de Menged, la película con la que ganó el Festival de Berlín en el año 2006, un disco duro portátil marca Lacie y un paquete de pañuelos de papel de marca italiana. Daniel Taye Workou cogió un tren que le tenía que transportar desde la ciudad de Colonia, en Alemania, hasta la ciudad de Bruselas, en Bélgica (Europa). El tren es rápido y sólo efectúa una parada. Daniel Taye Workou se dirigía a un estudio de edición donde se digitalizarían las cintas de nuestra película y se comenzaría una estructura y orden de montaje. Cuando subió al tren, Daniel Taye Workou identificó su asiento numerado, se acomodó, y depositó junto a él la pequeña maleta con cosas importantes. En una fracción de segundo, como si el asiento del tren hubiese transitado a escasos centímetros de un micro agujero negro, Daniel miró hacía su izquierda. El micro agujero negro se lo había tragado todo. Es decir: todo.

Los cacos belgas son extremadamente sigilosos. En una centésima de segundo pueden robarte más de año de trabajo e ilusión. Ya no hay documental, amigos, se desvaneció, se esfumó, se volatilizó. Así como vino súbitamente a nuestras mentes un día de abril, hace algunos años, flotando desde la laringe del escritor Nacho Docavo hasta nuestros oídos, así como vino, se fue. Para los oídos más rudos y para los niños y niñas que se asoman ocasionalmente a este blog: las cintas, las únicas cintas del documental han sido robadas. (Por cierto, sabed que si en vuestro duermevela nocturno frente a la televisión veis algún día extraordinarias imágenes que hablan sobre niñas corredoras en Etiopía, pensad que esos fotogramas un día pertenecieron al trabajo fotográfico de Israel Seoane).

- Miguel, ¿estás sentado o de pie?

Estoy de pie. No me voy a sentar; los adoquines están demasiado calientes y no quiero quemarme el culo. Mi amigo Daniel Taye Workou también está de pie. Voy a caminar hacia arriba, por una cuesta muy empinada. Mis abductores responden muy bien y me transportan, me transportan… porque son ágiles y porque hay un bar que me gusta y está sólo a cinco minutos.

21 comentarios:

Ankami dijo...

Quizás se me haya colado el sentido del humor por una cloaca, pero no le veo la gracia a las risas de tus colegas.
Qué putadón!!!
Lo siento, tío.

Papa de Efu y Buzi dijo...

Si me ha dado angustia leer este post, me imagino a tí...

Creo que se debe repetir, no sé si se puede ayudar en algo, pero yo soy corredor de pruebas populares, admirador de los corredores etíopes, padre de dos mellizos que nacieron en Etiopía, y coordinador de la ONG Abay para el desarrollo en Etiopía.....bueno si se puede hacer algo creo que Etiopía lo necesita, la difusión de Etiopía es uno de nuestros fines, y nos encantan las ideas como la tuya...

Anónimo dijo...

Jope... qué faena! Lo siento. Pero me alegra que te lo tomes con humor.

Un abrazo,

Bea (soitu.es)

Miguel B. Núñez dijo...

Pero pero pero pero... ay qué faenón. Seguro que te recuperas de esto para hacer otro documental el doble de largo y el doble de lejos.

Un abrazón!

;)

Anónimo dijo...

lo siento mucho Miguel....

verónica

Anónimo dijo...

Miguel,
Lo sentimos mucho.
Un beso muy grande.

Hugo dijo...

Viva Miguel!
Ya te dije ayer... Mis fuerzas para ti.

César dijo...

A mí tampoco me ha hecho gracia. Lo siento mucho tío. Bueno, al menos me queda un pequeño consuelo:

Cuando lei lo de "terrible y fatídico final" pensé que Wami Biratu habría muerto.

Aunque lo que haya pasado sea efectivemente terrible e indeseable, al menos me equivoqué en mis primeros pensamientos.

lavanda dijo...

Pues yo estoy sentada y llorando después de leer el último comentario de tu blog; sé , por experiencia, que tus amigos y familia se rien paara acompañarte en tu sentido del humor y también sé que vas a volar mas rápido que Abebe Bikila para hacer otra pelicula; te apoyamos y te queremos desde España y des de Etiopia.

Mikel dijo...

Lo siento mucho señor.
Piensa que la historia ya ha sido contada durante el rodaje entre todos sus participantes, colaboradores y amigos.La historia se ha contado desde los orígenes, de los primeros borradores del guión hasta el momento en el que se montó en ese desventurado tren. Te queda la experiencia y las palabras para transmitir tu historia.
Que pena que el mundo, entre ellos yo, no podamos observar el trabajo realizado y ser un pequeño participe más.

jose dijo...

Ya lo conseguí ver, parece que tu blog está censurado en los locutorios de madrid, macho.
Ya sabes, a hacerla otra vez con ánimo y alegría!
Y pase lo que pase, siempre quedarán POLLAS MUERTAS, heráclito-core.
Jau!
jose.

Anónimo dijo...

Miguel, lo siento. Es una putada.

Pero lo que has hecho durante este año ya es increíble, lo que nos has ido contando a todos en tu blog..
La capacidad de narrar historias geniales no te la pueden robar los ladrones, ni los belgas ni ninguno..
Un beso

Sara

Anónimo dijo...

Miguel, lo siento tanto...

Entonces es que este no era el final, sino el comienzo de algo nuevo... Este año te lo quedas para ti... a los demas, nos volverás a sorprender, y aqui estaremos como siempre... Lo diré, aunque suene reviejo ¡ Estoy taaan orgullosa de ti!
Mucho ánimo y un beso fuerte

Érica

Adrián dijo...

Otros caminos vendrán y nada habrá sido en balde, digo yo.

Desde aquí sólo espero que no haya sido muy horroroso estar en tu pellejo en esos momentos.

¡Un abrazo!

Adrián.

maria. dijo...

eso es eso es. a caminar aunque los adoquines se enfríen porque el verano ha terminado. y menos mal que ha terminado... al suelo sólo para el estiramiento en el que basculas la pelvis y mantienes la columna pegada a la alfombra durante cinco minutos. la postura se reajusta y piensas con claridad. confiamos en tus abductores y tú también. tus textos son brillantes y todo el rato haces las cosas más maravillosas. lo sé y no necesito bola de cristal. pero qué voy a decir yo... ♥

MiGueL Llansó dijo...

MUchas gracias a todos por vuestros comentarios!!!! Me sirven de mucha ayuda.

Ya estoy de nuevo en Addis Abeba, con una ilusión renovada. Veremos cómo se puede resolver todo esto!!!

Bego dijo...

Pero que pena!!!!Aunque en estos tiempos es dificil creer en los milagros, espero que esos "cacos" no lo destruyan y algún día podamos verlos.....

Mr Hans dijo...

Te jodes,
y ahora lo haces otra vez
que ya sabes como.

alex young dijo...

線上遊戲,下載,成人影城,愛情公寓,情色貼圖,情色,網站,遊戲,小說,文學,色情,aio,影片,臺灣,小遊戲,論壇,情人,視訊,小說,言情小說,圖片,用品,情趣,漫畫,情色網,情色,遊戲,85cc,嘟嘟,網站,18成人,影片,交友,貼圖,圖片,圖片,文章,小說,光碟,微風,影片,漫畫,文學,遊戲,電影,論壇,成人,做愛,aio,小說,聊天室,聊天室,聊天室,尋夢園,視訊,聊天,哈啦,聊天,成人,中部人,免費視訊,交友,美女,視訊,正妹牆,交友,女人,美女,寫真,遊戲

Ankami dijo...

Hola Miguel
¿Sigues en Addis?

Un saludo

Chama dijo...

Hola Miguel,
Quisiera enviarte una información sobre un sorteo solidario que está haciendo el ciclista Roberto Heras a favor de Etiopía. ¿Podrías enviarme una dirección de e-mail para enviarte la información?
Gracias y mucha suerte con el proyecto. Que no te roben nada más!!!

Cecilia Neher
cneher@digitalseed.es